Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¿Cómo hacer que tu peque deje el chupón? 5 ideas para lograrlo

blog de mamás blog maternidad chupón hijos mamá maternidad paternidad Tips Mamá Moderna

Mamás modernas: el tema de hoy es de lo más pedido en el mundo real y digital de nosotras, quitarle el chupón a un bebé y no morir en el intento. Sin duda, el tema de las transiciones es una constante con los peques. Cambiar el pañal por la bacinica, cambiar el pecho por la fórmula, cambiar los líquidos por los sólidos, etc. Todo es un aprendizaje que hacemos junto con ellos, pero algunos cambios cuestan más que otros, por ejemplo, dejar el chupón o chupete. Parece fácil, aunque puede ser realmente tormentoso para ellos y nosotros.

 

Por ello hoy les comparto algunas ideas, tips o consejos que pueden ser muy útiles para apoyar a los bebés en su camino a ser niños grandes ¿Cuáles llevan a cabo? ¿Qué hicieron para atravesar esta etapa con los peques sin hacerlos sufrir?

 

  1. Define momentos para usar el chupón

 

Será más fácil lograr que un bebé deje el chupete si sólo lo utiliza en ciertos momentos del día y no desde que se levanta y hasta que se va a la cama. Muchas mamás utilizan el chupón como un entretenimiento para los niños, pero abusar de su uso hará más difícil que ellos se desprendan de él. Comiencen por definir cuándo es realmente un apoyo, a la hora de la siesta o antes de dormir, por ejemplo, y limiten su uso a ese momento. Si su bebé es dependiente del chupón a lo largo del día, usen la imaginación para distraerlo o darle otro paliativo. Es buen pretexto para inventar juegos.

 

  1. Chupete prestado

 

A propósito del punto 1, una manera de restarle presencia al chupón frente al bebé es jugar con él al niño grande. Pueden decirle que otros niños necesitan el chupete -el bebé de un amigo, de un familiar, de un vecino; alguien cercano que el peque conozca- y es momento de ‘prestárselo’. Limpio y fácil.

 

  1. Intercambio amistoso

 

Este tip funciona con los niños más grandes ¿Qué le gusta a tu peque que sea lo suficientemente importante para preferirlo sobre el chupón? Intercámbiaselo por él. El objetivo es que el bebé elija el beneficio que tú le presentas y con ello eliminar poco a poco el hábito del chupón. Comienza un día sí y otro no para que el cambio no se sienta como un soborno brusco para tu peque. Otra manera es utilizar la fantasía y decirle que si deja el chupete en cierto lugar, este se convertirá en algo que le guste mucho, así cada vez hasta que el chupón ‘desaparezca’.

 

  1. Mantén su mente ocupada

 

La razón por la que los bebés se enganchan tanto al chupón que luego hace imposible que lo suelten es que este es el medio por el que regulan su energía, si se sienten ansiosos, nerviosos, con miedo o inseguros ¿Qué hacer frente a ello? Mantener su mente ocupada. Si piensan en otras actividades dejarán de lado estos sentimientos y enfocarán su energía en, por ejemplo, un paseo largo por el parque, hacer nuevos amigos, descubrir nuevos lugares, hacer deporte, escuchar música, etc ¿Quién se acuerda del chupón ahora?

 

  1. Explícale el siguiente paso

 

La mejor manera de decirle adiós al chupón es preparar a tu peque para su siguiente etapa: háblale directamente de lo que se trata crecer y las ventajas de ser un ‘niño grande’. Muchas veces subestimamos a los peques por esa misma razón, pero la verdad es que ellos son capaces de comprender cada palabra que les decimos. Tómate un tiempo, siéntate con tu bebé y dile que es hora de avanzar a un nuevo momento de su vida.

Puede parecer difícil que los niños dejen el chupón, no les voy a mentir. Sí requiere de paciencia y mucho ingenio para lograrlo. El lado bueno, o no frustrante, es que nos deja pasar más tiempo con ellos para ser nosotros su compañía y no el chupón. Por favor: no experimenten con ‘métodos del sabor’, es decir, poner al chupón algo desagradable para que los peques lo rechacen; de por sí el proceso no es sencillo, no los hagamos padecer más.

 

Para ustedes, ¿cómo ha sido llevar este paso, mamás modernas?

 

Gracias por leerme,

Mariana.


Publicación más antigua Publicación más reciente