Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¿Cuánta agua bebe tu peque?

La entrada de hoy es importantísima porque si muchas veces nosotros desconocemos la cantidad de agua que debemos consumir, con los pequeños ocurre igual; la diferencia es que con ellos este tema puede cobrar importancia por las consecuencias que se presentan, como la deshidratación.

Pasa que ‘se nos pasa’ ofrecerles agua a los peques como una constante y no sólo cuando tienen sed. El hábito de beber agua es tan o más importante como el sueño o la alimentación balanceada. Pero, ¿cuánto es suficiente? ¿Cuándo y cómo le ofrezco agua a los peques? Las condiciones no son las mismas para un bebé que para un peque de un año, por ello hay que estar al tanto de su desarrollo y crecimiento y consultar con el pediatra la mejor estrategia para mantener a los niños hidratados sin excedernos o quedarnos cortos. Ojo, mamás modernas: un peque no debe beber la misma cantidad de agua que un adulto. Hoy les cuento, por edad, cuánta agua es necesaria, y suficiente, para los niños:

Los bebés

Hay muchas dudas sobre si los bebés deben alternar el consumo de leche con agua para que ‘no se deshidraten’; algunas mamás optan por líquidos como tés o agua natural para “completar” su hidratación. La verdad es que esto no es recomendable porque la leche materna es alimento y líquido completo para su alimentación e hidratación. Un bebé no necesita más.

Una vez que comienza la etapa de los sólidos sí es recomendable sumar el agua después de las comidas para apoyarle con la digestión y la expulsión de desechos. Esto se debe realizar a partir de los 6 meses en adelante.

Peques menores de 1 año y 1 año cumplido

La cantidad recomendada para estos pequeñitos es de 0,6 L diarios; en realidad necesitan tomas constantes a lo largo del día siempre y cuando las reciban bien. La sugerencia es ofrecerles agua luego de cada comida. Debemos procurar hacerlo constantemente para formar en ellos el hábito desde temprana edad.

Peques mayores de 1 año en adelante

Hay una regla que aplica a partir del año y hasta la edad adulta: dividir el peso corporal en kg de una persona entre 30 para conocer la cantidad de agua que debemos beber. Los factores que determinan que el consumo debe ser mayor son el clima, la humedad, la actividad física, etc.

En casos como climas fríos, alta actividad física o enfermedades respiratorias la cantidad de agua debe ser mayor porque el cuerpo puede llegar a deshidratarse a causa de estos. En el caso de los niños, un indicador para notar si está o no hidratado es el olor y color de su orina. Si casi no acude al sanitario y su orina es amarillo intenso y de olor penetrante es hora de beber más agua.

 

 

 

 

¿Cómo le hago para que mi peque beba agua?

Aquí algunas recomendaciones:

 

  1. Enseñen a sus peques a que cada vez que vayan a hacer pipí tomen agua. Así relacionarán ambas necesidades y surgirá un ciclo de hidratación constante: beber agua - pipí - beber agua.
  2. El agua es como cualquier otro hábito, si no se practica no se adquiere. Así que para practicarlo hay que tenerla cerca. Acerquen el agua a los niños en cada comida; colóquenla en su habitación; ofrézcanles un vaso de agua al despertar, etc. Encuentren las maneras de mantenerla cerca de ellos.
  3. Si resisten el agua natural, pueden mezclar en un vaso la mitad de un jugo natural y la mitad de agua, así no padecerán beberla.

Ustedes, ¿qué hacen en casa para enseñar a sus peques a beber agua?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

1. https://eresmama.com/cuanta-agua-necesita-beber-un-nino/?utm_content=buffer204d1&utm_medium=social&utm_source=pinterest.com&utm_campaign=buffer


Publicación más antigua Publicación más reciente