Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Mamás, papás ¡Dejen gatear a sus bebés!

Si son de las mamás que evitan que su bebé gatee por temor a que contraiga alguna enfermedad o simplemente porque no quieren que se ensucie, la entrada de hoy les interesa.

 

Aún ahora hay padres que se saltan esta etapa para ‘proteger’ a sus bebés; sin embargo, es todo lo contrario. El gateo es vital para el desarrollo físico y del cerebro de los pequeños. Entre sus beneficios están: la conexión de los hemisferios para la maduración de las funciones cognitivas, el desarrollo y tonificación de los músculos que permitirá a los bebés mantenerse erguidos cuando comiencen a caminar, el desarrollo de los sistemas que permiten identificar al ser humano sus propias partes del cuerpo, la capacidad de enfoque de los ojos que significa un gran ejercicio muscular para evitar niños con problemas de estrabismo, por ejemplo; el desarrollo de la capacidad de medir distancias para adaptarse al medio y la coordinación cerebral ojo-mano, entre otros.

 

Es generalmente a los siete meses cuando los bebés están listos para comenzar a gatear ¿Cómo lo sabemos? Porque ya pueden sentarse solos y mantenerse en equilibrio. Esta es la señal que debemos tomar en cuenta para motivarlos a gatear; si no ha ocurrido aún, es mejor esperar a que este paso suceda. Los bebés harán por sí solos los primeros intentos de gateo. No hay por qué presionarlos a que lo hagan como creemos que ‘deben’ hacerlo, ellos desarrollan sus propias técnicas que pueden ir desde la básica en la que apoyan las rodillas en el suelo u otras como desplazarse sentados, con el pecho o sosteniéndose sólo con manos y pies. Lo más importante es simplemente dejarlos ser: aprenderán a coordinar sus extremidades y a controlar su cuerpo para balancearse.

 

Como padres nos toca cuidar el espacio para su seguridad con los siguientes pasos:

 

  1. ¡Gateemos con ellos! Es hora de ponernos a gatas y dejar que los niños nos sigan, esto los motivará a intentarlo.
  2. Mantengamos limpia el área o la habitación donde se desplazarán los bebés. Esto también significa retirar todo aquello que resulte peligroso para ellos.
  3. Arropémoslos con vestimenta adecuada, de preferencia elástica y amplia que les permite moverse con libertad.
  4. Seamos parte de la estimulación temprana de los niños: podemos dejar juguetes u objetos por el suelo para que los bebés exploren lo que encuentran a su paso.
  5. Protejamos a los niños de golpearse con los muebles, para ello reforcemos las esquinas y cerremos los cajones con llave.
  6. Evitemos accidentes con la electricidad: asegurémonos de cubrir los enchufes y tomas de luz, además de levantar los cables al alcance de los niños.

 

Mamás, papás ¡Dejen gatear a sus bebés! No hay ejercicio o entrenamiento que pueda reemplazar en un futuro la carencia de esta etapa en los niños. Nada les sucederá y en su lugar fortalecerán su cuerpo y su cerebro. Cuéntenme si sus peques ya comenzaron a gatear y cómo lo hicieron. Me encanta leer sus experiencias.

 

Gracias por leerme,

Mariana

 

REFERENCIAS.

 

1. EmbarazoBebés en su canal de YouTube.


Publicación más antigua