Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¿Por qué es importante el ácido fólico antes y durante del embarazo?

ácido fólico blog de mamás blog maternidad hijos mamá maternidad Tips Mamá Moderna

Seguro más de una vez han escuchado frases como “toma ácido fólico”, “¿ya estás tomando ácido fólico?”, “es vital que comiences a tomar ácido fólico”, etc. Pero, ¿por qué es importante, y sobre todo, necesario tomarlo antes y durante el embarazo?

No es fortuito. El ácido fólico es una vitamina que apoya a prevenir malformaciones de columna y cabeza durante la gestación del bebé. Mamás: no es opcional, deben consumir la dosis diaria recomendada, incluso, si apenas están buscando el embarazo. Si ya están embarazadas, es indispensable que lo consuman desde el primer trimestre. Además de incluirlo como parte de sus cuidados en forma de vitamina, pueden complementar su consumo con una dieta saludable que contenga alimentos ricos en ácido fólico como espinacas, espárragos, lentejas o garbanzos.

Entre los muchos beneficios de consumir ácido fólico durante el embarazo están:

  1. Previene el parto prematuro. Se recomienda comenzar a consumir ácido fólico, incluso, un año antes de buscar el embarazo para reducir hasta en un 50% las probabilidades de un parto prematuro (nacimiento antes de la semana 37).
  2. Apoya en la formación del tubo neural, la estructura que da origen a la columna vertebral y que termina de formarse 28 días después de la concepción. Una malformación en el tubo neural podría poner en riesgo el desarrollo del cerebro y la columna del bebé.
  3. Previene retrasos en el lenguaje del bebé. Para ello es importante consumirlo 1 mes antes del embarazo y hasta al menos los primeros dos meses.
  4. Favorece la salud del corazón, previene la anemia y reduce las posibilidades de padecer cáncer de colon o en el cuello del útero.

Por el contrario, no consumir ácido fólico durante la gestación puede representar daños en la formación del bebé como el subdesarrollo del cerebro, labio leporino, espina abierta o problemas en las funciones sexuales.

Respecto a la dosis recomendada, esta es de 400 MG comenzando tres meses antes de buscar el embarazo y durante el primer trimestre. Es decisión del médico si considera necesario continuar con la dosis a lo largo de la gestación. A la par del ácido fólico como vitamina, es indispensable seguir con el aporte añadido que proveen las frutas y verduras para fortalecer su consumo.

Como leen, mamás modernas el ácido fólico debe ser parte de sus básicos durante este periodo. Consulten con su médico cuándo es el mejor momento para comenzar a consumirlo y de qué manera. Hagan preguntas, cuestionen lo que leen, escuchan o les comparten acerca de esta vitamina, lo más importante es que se informen al respecto para no dejarlo pasar.

Gracias por leerme,

Mariana

 

REFERENCIAS.

 

1. EmbarazoBebés en su canal de YouTube.


Publicación más antigua