Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Dale a tu bebé baños de Sol, te digo cómo hacerlo

baños de sol bebés blog de mamás blog maternidad hijos maternidad mom Tips Mamá Moderna

Hola, mamás modernas. Si creían que el único baño que su bebé necesitaba era el de agua y jabón, pues les cuento que hay otro mucho más natural, y necesario, para el desarrollo saludable de nuestros peques: se trata de los baños de Sol ¿Han escuchado hablar de ellos? ¿Saben cómo llevarlos a cabo? Hoy les cuento todos los detalles en esta entrada.

 

Los baños de Sol son generalmente recomendados para los recién nacidos, sobre todo, para evitar la ictericia, una coloración amarilla de la piel (muy común entre los newborns) generada por la falta de vitamina D y que se incrementa por no estar en contacto con la luz del Sol. La vitamina D es básica para fijar el calcio en los huesos, por lo que aún cuando su bebé no presente ictericia, no está de más de vez en vez, y bajo los debidos cuidados, dejarlo entrar en contacto con el Sol para que crezca saludable.

 

Pero no se trata de exponer sin más a su peque a la luz solar. Hay que seguir una serie de prácticas y cuidados para evitar que el Sol dañe su piel. Recuerden que en esta etapa los bebés tienen una piel súper delicada, por lo que es muy importante poner especial cuidado cuándo y cómo vamos a tomar con ellos un baño de Sol. 

 

Lo más importante es el tiempo, tanto para la elección de la hora del baño como de la edad del bebé para llevar a cabo esta práctica. Antes de los seis meses no se debe exponer a un peque más de 10 min a los rayos del Sol. Aunque el tiempo dependerá en gran medida de la intensidad del Sol, lo mejor es que los baños no duren al día más de 15 min, de lo contrario esto resultará más un riesgo que un beneficio para su desarrollo.

 

La mejor hora para tomar un baño de Sol es durante la mañana, cuando éste aún no está en plenitud y la temperatura no es muy elevada, es decir, entre 9am y 10am. Eviten exponer a su peque entre las 11am y las 4pm, que es cuando el Sol es más intenso.

 

Nunca pero nunca dejen expuesto a un bebé a los rayos directos del Sol. Los baños de este tipo deben ser siempre a través de una ventana o un cristal, cambiándolo constantemente de posición boca arriba/boca abajo y evitando que la luz impacte de manera directa sobre sus ojos (aunque estén cerrados) y, en general, sobre su rostro. La ropa debe ser ligera, de algodón y de colores claros para evitar que se sientan incómodos o acalorados. Hay quienes prefieren dejarlos sólo en pañal para que el Sol cubra todo su cuerpo, en este caso solamente habrá que evitar las corrientes de aire para prevenir resfriados. Personalmente considero que siempre es mejor vestirlos con prendas ligeras, no olvidemos que, en esta etapa, la ropa es el mejor escudo para proteger la piel de un pequeñito.

 

Sobre si es recomendable utilizar bloqueador solar para protegerlo de posibles daños, el debate está sobre la mesa. Hay quienes señalan que no es necesario debido a que el tiempo de exposición es (debe ser) muy corto y bastará con arroparlos adecuadamente; otros recomiendan utilizar los que están elaborados a base de minerales y son especialmente para bebés y pieles delicadas, eso sí, no antes de los seis meses. Ningún bloqueador o crema de protección solar es recomendable para menores de seis meses. A partir del medio año es posible aplicar pequeñas cantidades de bloqueador, preferentemente con altos niveles de óxido de zinc, libre de químicos, fragancia, parabenos y colorantes. El factor de protección máximo recomendado es de 50 y debe aplicarse cada dos horas. Cualquiera que sea la decisión que tomen, asegúrense de extremar precauciones a la hora de un baño de Sol, pues sus efectos en la piel de los bebés son especialmente peligrosos hasta los tres años. 

 

Alimentación e hidratación

 

Antes de ‘bañar’ a su peque, es importante que lo hidraten y alimenten adecuadamente para evitar que sufra un golpe de calor. Sé que puede leerse exagerado, mas no lo es. Los cuidados nunca son extremos cuando se trata de cuidar el órgano más sensible de nuestro peque.

¿Hasta cuándo son recomendables los baños de Sol?

 

Como mencioné arriba, estos son principalmente sugeridos para los recién nacidos. Una vez que un bebé ha pasado la cuarentena, ya no es “necesario” continuar con los baños de Sol, pues en esta etapa el bebé ya sale con mayor frecuencia y el contacto que tiene con la luz solar es más que suficiente. Eso sí, nunca dejen de tomar precauciones y lleven siempre consigo lo necesario para protegerlo de los rayos directos.

 

¡Listo! Ahora sí, mamás modernas, ya saben todo lo necesario para llevar a cabo este tipo de duchas con los peques. Pongan en práctica esta actividad con su bebé, nada mejor que explorar juntos momentos que los unirán más y le ayudarán a tu peque a descubrir el mundo y sus verdaderos regalos, como el Sol.

 

Gracias por leerme,

 

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://tipsdemadre.com/banos-de-sol/
  2. https://espanol.babycenter.com/blog/vida_y_hogar/banos-de-sol-7-cosas-que-debes-saber-antes-de-exponer-a-tu-bebe/

Publicación más antigua Publicación más reciente