Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

La regla de 5 ‘sí’ y 1 ‘no’

blog de mamás blog maternidad educación infantil hijos mamá maternidad Tips Mamá Moderna

Hace poco leí un artículo al respecto del título que elegí para la entrada de hoy y me pareció una ingeniosa y muy lúdica manera de llevar reglas a casa cuando tenemos niños pequeños. Se trata de la regla de cinco ‘sí’ y un ‘no’. Me gusta pensar más en una negociación que en una regla porque con los peques antes que imponer hay que conciliar, así que espero les sea tan útil como a mí y la lleven a la práctica con su familia.

 

Les cuento de qué va. Como todas las mamás sabemos, los niños demandan de todo, más cuando son pequeños, por ello es importante saber marcar límites en cuanto a lo que piden ¿Cómo lo hacemos? Evaluando cada uno de sus pedidos. Como padres, en muchas ocasiones negamos a los niños lo que nos piden por temor a que se lastimen o les signifique un peligro; lo hacemos desde el cuidado y la precaución, pero ellos sólo lo interpretan como una negativa y es cuando aparecen los cambios de humor y los berrinches. Si como padres pasamos la mayoría del tiempo diciéndole a los niños ‘esto no, no hagas eso, eso no se puede, así no, etc.’, lo único que creamos en ellos es una resistencia a las reglas y caemos en peleas y discusiones.

 

Ahora bien. Con la regla de cinco ‘sí’ y un ‘no’ les damos a los peques la capacidad de decidir lo que quieren sin que se sientan obligados a cumplir reglas duras y estrictas. Lo que tenemos que hacer es clasificar lo que los peques nos piden en cinco cosas que sí pueden hacer y una que no. Es decir, de todo lo que piden con qué podemos negociar y qué definitivamente no es negociable. Ejemplo. Sí pueden comer un dulce luego de la hora de comida, sí pueden salir un rato al parque, sí pueden jugar media hora de videojuegos, etc. pero definitivamente no pueden no hacer tarea. El objetivo es explicarle la regla a los peques y hacerlos sentir que ellos deciden que sí pueden hacer y qué no.

 

Lo más importante es hablarlo con ellos desde el principio e invitarlos ‘a jugar’ de este modo, así sabrán que pueden elegir cinco actividades diferentes que les agraden y los papás ‘tener sólo una’ ¿Sí lo notan? Pero ese ‘no’ no es una negativa tajante, sino, como papá y mamá, es nuestro deber explicarles por qué existe. No porque te haces daño, te puedes herir o puedes lastimar a los demás; no porque es importante que lleves la tarea a clase; no porque tomar algo que no es tuyo no es correcto y le haces daño a otros, etc. El objetivo es siempre dejar bien clara la lección en ellos para que se sienta como un acuerdo y no como una regla más que ‘hay que cumplir’.

 

Las reglas son favorables y necesarias, pero con los niños modernos no bastan. Hay que ser papás y mamás que los enseñen a tomar sus propias decisiones desde la honestidad, la justicia, y sobre todo, el amor. Si ellos aprenden a elegir antes que a obedecer serán seres humanos más amables con ellos y con el mundo del que son parte porque lo harán desde el aprecio por los demás y para el bienestar de todos.

 

Cuéntenme si ponen en práctica esta recomendación. Estoy ansiosa por leer cómo lo lograron.

 

Gracias por leerme,

Mariana.


Publicación más reciente