Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Lo que debes saber del colecho

blog maternidad colecho maternidad ser mamá sueño bebés sueño niños Tips Mamá Moderna

Hoy les cuento sobre un tema de mucho interés entre las mamás: el colecho. Para la mayoría es importante preservar el colecho lo más posible, pero por todos lados escuchan y leen que no es del todo recomendable. Pues bien, les tengo noticias: el colecho no es malo. Los accidentes suceden y hay riesgo como en cualquier situación.

 

En cuanto a los beneficios, el colecho sincroniza el ciclo de sueño de la mamá y el bebé, lo ayuda a dormir con facilidad y hay mayor probabilidad de reacción frente a una situación de peligro. Al dormir con los peques, las mamás somos capaces de promover su estabilidad y respiración adecuada, y además, recuperamos la cercanía con ellos luego de alejarnos por cuestiones de trabajo.

 

¿Qué ventajas tiene el colecho para nuestros peques? Bueno, les da seguridad, les ayuda a conciliar el sueño más rápidamente, favorece la lactancia porque facilita las tomas nocturnas y reduce la ansiedad por la separación que, eventualmente, sucede entre los seis y ocho meses. No hay edad para ponerle fin al colecho, aunque lo más común es dejarlo cuando el/la niñ@ cumple tres o cuatro años.

 

Aunque la práctica del colecho no se identifica como ‘peligrosa’, siempre hay que tomar en cuenta ciertas recomendaciones para hacerlo seguro durante la noche. Algunos consejos son:

 

  • Usen un colchón firme.
  • Utilicen poca ropa de cama. Mejor evítenla para reducir el riesgo de sofocación.
  • Nunca, pero nunca, duerman en el sofá con su bebé.
  • Mantengan al/la bebé a temperatura ambiente.
  • No duerman al bebé con sus hermanos en la misma cama. Los otros niños no pueden medir su peso, fuerza y movimientos frente al bebé, por lo que hay riesgo de golpes o caídas.
  • Nunca l@ dejen sol@. Tampoco se recomiendan las almohadas, el/la bebé se puede ahogar o rodar sobre ellas. Si tienen que alejarse por un momento, mejor recuéstenl@ en la cuna.
  • Si ingieren somníferos, medicamentos o padecen obesidad, mejor eviten compartir el mismo espacio con su bebé.

 

Ahora que ya saben los riesgos y beneficios del colecho, tómenlo en cuenta para decidir si llevar a cabo esta práctica y hasta cuándo. No se dejen presionar por la situación al respecto de otras mamás; cada una decide qué funciona mejor para ustedes y su bebé. Consideren estas recomendaciones de seguridad y aprovechen una de las etapas más bonitas de ser mamá.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 


Publicación más antigua Publicación más reciente