Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Los miedos de los niños ¿Cómo apoyarlos a enfrentarlos?

blog de mamás blog maternidad hijos mamá maternidad miedo niños miedos Tips Mamá Moderna

Sin duda, una de las emociones más complicadas que experimentamos entre padres e hijos es el miedo, pues, de alguna manera, nos sentimos responsables de evitar en nuestros pequeños todo aquello que les produzca inseguridad o peligro, y por lo tanto, miedo. Pero sepamos que es absolutamente normal que los niños sientan miedo o miedos según las distintas etapas de su crecimiento; es más, puede decirse que es incluso necesario porque el miedo es un elemento de adaptación que les apoya a identificar situaciones de riesgo para protegerse.

 

Los primeros miedos de los niños son alimentados por su imaginación: miedo a los monstruos, a los fantasmas, a lo que ‘aparece’ en la oscuridad, etc. Digamos que son los miedos más típicos. Luego, conforme crecen, tienen más información y son conscientes de su contexto, aparecen el miedo a los extraños, a quedarse solos, a perderse o a las ‘personas malas’. Algunos niños desarrollan el miedo a la muerte o a vivir experiencias dolorosas físicas ¿De qué depende su influencia en el desarrollo de los niños? De la crianza, de los estilos educativos y de la reacción emocional de los adultos.

 

Como padres, muchas veces creemos que la manera de contrarrestar los miedos es la sobreprotección. Es nuestro instinto el que actúa por nosotros; sin embargo, esto sólo hará que los niños se sientan inseguros y no desarrollen las competencias necesarias para salir al mundo. La familia es el núcleo más importante para enseñar a los niños que el miedo es parte de la vida, no una emoción que deben reprimir o de la que deben huir. Es en casa donde los niños forman su personalidad y construyen su autoestima, por ello el papel de la familia es vital para que los peques aprendan a vivir el miedo como lección y no como limitante.

 

Entonces, ¿qué sí podemos hacer como papás para apoyar a los peques a vencer sus miedos?

 

  1. Evita la sobreprotección. El primer paso como padres es tomar consciencia de los propios miedos y trabajar en ellos para no transmitirlos a los niños en grado e intensidad.

 

La sobreprotección se caracteriza por una elevada preocupación, atención, cuidado, apego y afecto excesivo. Las consecuencias son la dependencia, el desarrollo de una personalidad insegura y el nulo esfuerzo para conseguir lo deseado. Es decir, un niño sobreprotegido será un adulto incapaz de enfrentar retos y problemas porque siempre dependerá de terceros para tomar decisiones; verá el mundo como un peligro constante y en su contra.

 

  1. Transmíteles seguridad y tranquilidad. O lo que se llama ‘aprendizaje vicario’ o ‘aprendizaje por un modelo’. Este se caracteriza por adoptar una postura de serenidad y tranquilidad para reducir el miedo frente a una situación de riesgo o peligro. En un evento que produce miedo es mucho más efectiva una actitud y comportamiento neutro que una explicación.

 

  1. Escucha sus miedo. Hablemos con los niños de lo que los atemoriza, no lo minimicemos; al contrario, mostrémonos comprensivos e interesados en lo que les produce miedo, de este modo será más sencillo para ellos superarlos porque depositarán en nosotros la confianza de expresarlos. Otra manera de apoyarlos es incentivarlos a dibujar a lo que le temen, así sabremos mejor cómo apoyarlos.
  2. Aliéntalos a enfrentar sus miedos de forma gradual, poco a poco. Utilicemos la imaginación y recursos como cuentos, películas o historias en las que pueda verse victorioso frente a lo que le da temor. Lo más importante, celebremos cada avance.

 

Otros apoyos para enfrentar la situación temida son: mantener encendida una luz, tener una mascota, mostrarles que no hay nada que temer y hablar, siempre hablar para transmitirles una visión positiva del mundo con un enfoque basado en soluciones.

 

  1. Evita las bromas, castigos y sermones. Utilicemos el humor, no como burla, sino como recurso para que los niños puedan hacer frente a sus miedos. No los castiguemos por sentir miedo o hagamos mofa de lo que sienten, eso sólo mermará su autoestima y los hará desconfiados para con nosotros.

 

¿Qué tal estos consejos, mamás modernas? Vayamos de la mano con nuestros peques para apoyarlos a vivir el miedo como parte de su crecimiento. Lo más valioso es mostrarles que es totalmente válido sentirlo, pero que atravesarlo, se siente aún mejor. Está en nosotros formar niños independientes, fuertes y poderosos. Sí es posible ¿Cómo lo hacen ustedes?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://psicomold.com/terminal/index.php/blog-reflexiones/253-fuera-miedos

Publicación más antigua Publicación más reciente