Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Produzco suficiente leche, ¿y ahora qué hago con ella?

almacenar leche materna blog de mamás blog maternidad hijos lactancia leche materna mamá maternidad Tips Mamá Moderna

Muchas mamás tienen esta pregunta cuando notan que su producción de leche es abundante: ¿me deshago de ella, la conservo, cómo la almaceno? No entremos en estrés. Nadie nos enseña a cuidar la leche, pero sí es importante saber que podemos conservarla como el alimento valioso que es para aprovecharla siempre que sea necesario para el bebé.

¿Por qué es importante conservarla? Simplemente porque no siempre es posible amamantar a nuestro bebé, así que contar con reservas en casa será de gran apoyo para nosotros o para quien esté al cuidado de los peques.

Para almacenarla es importante seguir una serie de recomendaciones que nos permitan mantener la leche materna en buen estado, pues al ser un alimento ‘vivo’ deben procurarse mayores cuidados para su conservación.

Hoy les digo qué hacer y qué no hacer con la leche que producimos. Recuerden que no hay alimento más saludable para los bebés que este, mamás modernas ¡Cuídenlo!

LO QUE SE DEBE HACER

  1. Después de la extracción es importante almacenar la leche inmediatamente en un envase de vidrio. Si no se va a utilizar en las próximas 24 horas hay que congelarla.
  2. Evitar dejarla a temperatura ambiente (máximo 2 horas).
  3. No dejarla expuesta (abierta).
  4. Si están fuera de casa, la mejor opción es transportarla en una cava térmica portátil para mantenerla fresca (se conserva hasta 24 horas).
  5. Para conservarla en el refrigerador, lo ideal es colocarla en la parte inferior, detrás, nunca en la puerta. De este modo se puede conservar hasta por 24 horas.
  6. En el congelador, la recomendación es, igualmente, colocarla en la parte de atrás, nunca en la puerta. De este modo la leche se puede conservar hasta por un mes.
  7. Sí es posible mezclar diferentes onzas de leche congelada para darla al bebé en una toma.
  8. Sí es posible mezclar la leche de diferentes extracciones sólo si son del mismo día.

LO QUE NO SE DEBE HACER

  1. Nunca se debe calentar la leche en el microondas o a fuego directo. La opción es hacerlo a través de baño maría.
  2. Nunca hay que mezclar la leche con azúcar, aceites, agua o cualquier otro aditivo para ‘enriquecerla’. La leche materna es un alimento completo con las propiedades necesarias para el beneficio de los bebés.
  3. No es una buena práctica congelar-descongelar y volver a congelar la leche.
  4. No es una buena práctica descongelar sólo una porción y almacenar el resto. Las sobras no se conservan, se desechan.
  5. No es una buena práctica mezclar la leche recién extraída con leche refrigerada o congelada.

¿EN QUÉ TIPO DE ENVASES CONSERVO LA LECHE MATERNA?

  • Los ideales son de vidrio con tapa de plástico, muy importante, pues las de metal contaminan la leche.
  • Existen en el mercado envases y bolsas reusables especiales para conservar leche materna, pueden encontrar la opción que mejor les acomode.
  • Si eligen un envase de plástico es importante que esté marcado con el símbolo de ‘Uso Alimentario’, de este modo se asegurarán de que el alimento se conserve en buen estado.
  • Cualquier otro envase NO funciona. Recuerden que la leche materna es un alimento ‘vivo’ que debe preservarse en las condiciones adecuadas para evitar su descomposición.

Algunas recomendaciones a tomar en cuenta son:

  1. Lavarse siempre las manos antes de manipular la leche materna.
  2. Contar con envases esterilizados y etiquetarlos con fecha, hora y cantidad guardada.
  3. Guardar sólo cantidades pequeñas de leche.
  4. Utilizar primer la leche más antigua.
  5. Hacer, al menos, una extracción al día para mantener la producción.
  6. Para dosificar la leche al bebé es posible utilizar un vaso, una cucharita o una jeringa.

Ahora sí ya saben que hacer con uno de los mejores alimentos en la vida de un ser humano; es suyo, es nuestro. Conservémoslo.

Gracias por leerme,

Mariana.

 

Fuente: Congreso Iberoamericano de Conservación de Leche Humana. 2015.


Publicación más antigua Publicación más reciente