Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¿Qué percibe un recién nacido?

bebe recien nacido tips de maternidad Tips Mamá Moderna tips para madres tips para mamas

¿Son capaces de recordar sus primeros meses de vida? Estoy segura que sus recuerdos más primarios vienen de sus años de infancia temprana, ¿qué ocurrió antes? Quizá muy pocos tengan un big picture de cuando recién nacidos, probablemente por ello la idea de que los bebés no saben lo que ocurre en su entorno está generalizada.

 

A propósito de esto, la entrada de hoy está dedicada a desmentir esta creencia. Si bien es cierto que el organismo de los recién nacidos es aún muy inmaduro, sí son capaces de reconocer e identificar lo que ocurre a su alrededor y a quienes cuidan de ellos. Se debe a un sentido de supervivencia que pone alerta sus sentidos para captar los estímulos externos que les permita relacionarse con el mundo.

 

¿Qué reconocen los bebés?

La primera persona con la que un recién nacido tiene contacto es con su madre, por ello no es extraño que su memoria registre la imagen de ella. Es con su madre con quien un bebé comienza a reconocer el mundo; ha pasado y pasará la mayor cantidad de tiempo con ella y el estrecho lazo que los une se afianza con el reconocimiento físico. Aunque la vista de un recién nacido aún no es del todo nítida, sí es capaz de delinear los rasgos de su madre, y en general, de las personas que conviven con él gran cantidad de tiempo. Es sorprendente cómo los bebés identifican a su madre frente al resto de la gente, este hecho está relacionado con el instinto de supervivencia: un recién nacido siempre reconoce a quien le ayudará a sobrevivir.

 

Otro aspecto primitivo que permite a los recién nacidos enfrentarse al mundo es el olfato. Un bebé desarrolla rápidamente el sentido del olfato, desde el vientre materno hasta cuando ha recibido sus primeros estímulos, con el fin de sobrevivir. La captación de ciertos olores permite a los bebés hacer asociaciones con las personas y los espacios. A través del olfato, un recién nacido, por ejemplo, es capaz de identificar a su madre, quien a su vez, le significa alimento y protección. El olor de su madre estará asociado para el bebé con bienestar y seguridad.

 

Así como ocurre con los olores, un recién nacido también es capaz de identificar voces y asociarlas con quienes le rodean. Ojo, es claro que no entiende lo que se dice, pero sí capta el tono para diferenciarlas de los sonidos latentes en el exterior. La captación de voces es el comienzo del desarrollo del lenguaje entre los recién nacidos. Una vez más, la voz de la madre es el primer registro vocal del que se percata un bebé. Ésta queda registrada en su cerebro como una frecuencia regular debido a la constancia con la que la escucha; por ello, un bebé reacciona y se emociona cuando su madre le habla.

 

A propósito de los sonidos, otros estímulos involucrados en el desarrollo sensorial de los recién nacidos, y que son claramente percibidos por ellos, son los ruidos blancos ¿Cuáles son? Los llamados sonidos ‘de fondo’, como la lluvia, el televisor, la radio, el aire acondicionado, etc, todos aquellos que hacen que una casa sea casa. A menudo el ruido blanco puede tener un efecto relajante en los bebés para ayudarlos a dormir, así que escuchar con frecuencia alguno de estos sonidos les permitirá establecer conexiones con su rutina.

 

¿Qué pasa con la vista? Los ojos de los recién nacidos, aún fuera del vientre de su madre, siguen en desarrollo. Su visión es difusa pero capaz de distinguir ciertas formas como: franjas, líneas, claroscuros, cuadros o esquemas. Básicamente patrones, luces y sombras que estén cercanas a ellos y les den cierta dimensión del espacio en el que están. Esto también les permite captar los movimientos a su alrededor, como cuando están acompañados o no, o cuando tienen cerca un móvil, muy común encima de su cuna.

 

La relación con los objetos es otro de los momentos que los recién nacidos son capaces de experimentar y reconocer durante los primeros meses de vida. Los bebés establecen contacto con el mundo a partir de los reflejos, conductas o mecanismos que les ayudan a acumular experiencias y a desarrollar su percepción, tales son: la succión, la búsqueda y la prensión. Todos le serán de gran apoyo para relacionarse con el entorno y les proveerá de un sentido de supervivencia. Por ello, cuando los bebés se llevan las cosas a la boca o experimentan la etapa del chupón no están más que reconociendo el mundo a través de los objetos. Esta conducta de ‘probar todo’ es el espejeo de sus primeros reflejos, como el contacto con el seno de su madre, por lo que buscarán repetir la experiencia con todos los objetos a su alcance.

 

Como pueden leer, subestimar a los recién nacidos es obsoleto. De hecho, estos primeros estímulos son los que comienzan a configurar el desarrollo cerebral y sensorial de los peques. En lugar de restarle importancia a las cosas que suceden en su entorno porque ‘los bebés no se dan cuenta de nada’, ¿qué tal si mejor fomentamos contextos más enriquecedores para los peques? De este modo, desarrollaremos su inteligencia, vivacidad y alegría. Muéstrenles objetos, texturas; involúcrenlos con el ambiente, la naturaleza o la música. No hay mejor forma de conocer el mundo que explorándolo, ¿están de acuerdo?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

  1. https://eresmama.com/7-cosas-que-percibe-un-recien-nacido/?

Publicación más antigua Publicación más reciente