Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Si tu peque no duerme, fíjate en lo que come

blog de mamás blog maternidad hijos mamá maternidad paternidad sueño niños sueño y alimentación Tips Mamá Moderna

A propósito de la llegada de Íñigo me puse a pensar cómo es que, desde que un bebé crece y se forma dentro de nosotros, somos absolutamente responsables de crear en él hábitos saludables y de alimentación incluso cuando esa personita no puede hacer elecciones sobre lo que consume. Es decir, como mamás tenemos la oportunidad -y sobre todo la responsabilidad- de formar bebés saludables que se conviertan en niños sanos, y todo comienza desde el vientre.

 

Les conté cómo también durante el embarazo seguí el sistema de alimentación que me ha acompañado desde hace ya varios años porque sé lo que mi cuerpo y mi bebé necesitan para desarrollarse adecuadamente: sin químicos, sin hormonas, sin pesticidas y sólo con la cantidad exacta de nutrientes para ambos. Bueno, pues esto me llevó a pensar en que, conforme los peques crecen, muchas veces cedemos en lo que a su alimentación respecta porque no queremos que lloren, porque ‘no tenemos tiempo’ de preparar algo mejor, porque creemos que lo que les damos es sano, porque ‘son niños y los niños comen dulces y papitas’, etc. y terminamos por descuidar o no poner tanta atención a lo que se llevan a la boca. Pero sí a otras afectaciones que sufren como irritabilidad, agotamiento, insomnio, sin saber que la mayoría de las veces estos trastornos derivan de la alimentación. Así es ¿Saben qué alimentos afectan el ciclo del sueño de los peques? Hoy se los comparto.

 

Les cuento del sueño porque en los niños es vital para su crecimiento. Dicen por ahí: “el sueño es la salud”, ¡y es verdad! Si han notado que su peque no duerme, no descansa, se despierta por las noches, está inquieto, etc, pregúntense si lo que come es realmente saludable, pues ese puede ser el origen del problema.

 

¿Qué come que no duerme?

 

Entre los alimentos que afectan el ciclo del sueño saludable en los niños están:

 

La comida rápida y la comida chatarra ¿De verdad necesito explicar por qué? La obesidad existe porque la ‘comida basura’ abunda. La vemos en la calle, en la publicidad y hasta en la escuela. Actualmente los niños pesan 5 kilos más que hace tres décadas ¡Es demasiado! La comida rápida es eso, un paliativo rápido para el cuerpo que no aporta nutrientes ni energía, sólo calorías y azúcar que ningún ser humano, pero mucho menos un niño, necesita.

 

La cafeína ¿Cómo? Pero si es lógico que los niños no toman café. Esa es la idea que tenemos, pero la cafeína no sólo está presente en el café, sino en los refrescos que muchas veces ofreces a los niños. El pretexto es porque ‘no les gusta el agua simple’, pero siempre es posible preparar aguas naturales con frutas. El refresco engorda a los niños; les genera adicción, los inflama, deshidrata e indudablemente los enferma. Además, la cafeína mantiene activo el cerebro, lo que inhibe las señales de sueño y cansancio y provoca insomnio en los niños. 

 

Los dulces. En general el azúcar nunca es opción para ofrecer a los niños ¿Sabían que el azúcar no tiene una ingesta diaria recomendada? Así es. Nuestro cuerpo no la necesita. La máxima cantidad tolerada son 5 cucharadas al día. En nuestro país, los niños en promedio consumen 11 cucharadas al día mientras que los adultos, 12. El azúcar no sólo está en los dulces, también en los alimentos procesados, los refrescos, los jugos sintéticos y la comida chatarra. Consumirla en cualquier presentación ofrece un aporte energético instantáneo (pero nada saludable) para mantener despiertos a los peques.

 

Lácteos. Algunos como el queso y sus derivados son de difícil digestión para los peques, por ello es mejor evitarlos a la hora de la cena. Sobre todo porque contienen tiramina, un aminoácido que produce la liberación de adrenalina y noradrenalina, ambos mantienen alerta el sistema nervioso central.

 

 

Procesados y embutidos. Así es. A diferencia de lo que creen, los embutidos son responsables de muchos niños sin dormir a causa de la tiramina, de nuevo el aminoácido que reduce la sensación de cansancio y estimula la actividad cerebral. En general la carne procesada -y la carne roja- no es recomendable para la ingesta en los peques, ni en los adultos. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), el órgano de la Organización Mundial de la Salud (OMS) especializado en el Cáncer, ha evaluado la carcinogenicidad del consumo de carne roja y de carne procesada. La carne procesada se clasificó como carcinógena para los humanos (Grupo 1), basada en evidencia suficiente en humanos.

 

Jugos de sabor (comerciales). Existe una falsa creencia que darle a los niños ‘jugos de frutas’ es saludable cuando en realidad es la opción menos natural y sana que existe ¡Por favor no lo hagan! Los jugos para niños disponibles en el súper o tienditas son azúcar refinada contenida en envases de plástico. Contienen edulcorantes artificiales que generan adicción por los sabores dulces; colorantes y conservadores. Juntos son una bomba que altera la conducta de los niños; les puede provocar alergias y genera en ellos hiperactividad que les inhibe el sueño.

 

¿Sabían todo esto, mamás? De verdad no exagero cuando les digo que los hábitos saludables en la alimentación de los niños se forman desde antes de nacer, con nosotras eligiendo lo que es mejor para ellos. Si mamá se cuida, seguro cuidará lo que los peques consumen. Hoy más que nunca nos invito a ser más responsables con lo que comemos y damos de comer a nuestra familia; para mí la diferencia está en cuestionarnos todo: cuáles son los ingredientes de esto, qué significa aquello, cuál es mejor que otro, por qué esto luce así, etc. Hacernos preguntas de todo nos hará investigar qué alimentos son la mejor opción. Al final, lo más importante es aliarnos con la naturaleza para que nuestros peques crezcan y vivan con lo mejor que ella nos ofrece.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://www.etapainfantil.com/alimentos-afectan-sueno

Publicación más antigua Publicación más reciente