Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¡Stop! No hagas esto con tu bebé, puede ser peligroso

blog de mamás blog maternidad hijos mamá maternidad paternidad Tips Mamá Moderna

Los bebés nos producen ganas infinitas de abrazarlos, apachurrarlos, apapacharlos y jugar con ellos, pero si no consideramos nuestros movimientos, estos gestos pueden ser bruscos, e incluso, peligrosos para los peques. Aunque parezca inofensivo, hay actividades o juegos no recomendados con los bebés. No olvidemos que su cuerpo es frágil y nuestra fuerza no es la suya; se lee obvio, pero a veces hay actividades que hacemos en automático y se nos olvida tomar en cuenta estos detalles.

 

A continuación les comparto 3 movimientos que es mejor NO hacer con los pequeños para mantenerlos a salvo:

 

  1. Tirarlos de los brazos

 

Mamás, papás: no estamos levantando la ropa del suelo jijiji. Un bebé o niño menor de 4 años aún posee articulaciones frágiles que, por un mal movimiento, puede resultar en una extremidad dislocada. Esto pasa también con otros miembros de casa, los hermanos menores, que desconocen la fragilidad de un bebé y lo toman o cargan sin considerar cómo se debe cargar a un niño pequeño para no lastimarlo. Los tirones y movimientos rápidos pueden causarles lesiones graves como la luxación de codo y hombros.

 

La manera segura de cargar o levantar a un bebé es tomándolo suavemente de las axilas sosteniendo su cabeza para que esta no cuelgue mientras lo levantamos.

 

2. Lanzarlos al aire

 

Este es de los ‘juegos’ más comunes que, además, les encanta a los bebés, pero también de los más peligrosos.

 

Primero. La cabeza. Igual que con el punto anterior, la cabeza de un niño pequeño aún no se detiene con fuerza por sí sola, así que un salto en el aire puede provocarle al bebé tensiones o tirones de cuello.

 

Las caídas es el peligro más latente porque están fuera de nuestro control y cada salto en el aire puede representar una. Una caída puede ser eso, sólo un golpe que provoque un hematoma, o traer consecuencias severas como fracturas o sangrados.

 

3. Síndrome del bebé agitado

 

¿Qué puede salir mal cuando columpiamos o balanceamos a un bebé? Pues hay un síndrome conocido como ‘del bebé agitado’ y su principal riesgo es un trauma en el cerebro, los ojos o los huesos. OJO. Un bebé o niño pequeño nunca debe sacudirse y menos de manera brusca.

 

Los músculos del cuello que sostienen la cabeza aún son delicados y una sacudida puede provocar el choque del cerebro con el cráneo, esto puede significar una contusión, hemorragia o daños cerebrales mayores. El síndrome del cerebro sacudido es una lesión cerebral o traumatismo ocasionado por agitar a un bebé de 1 año o menor.

 

>> Los síntomas del síndrome del bebé sacudido son:

 

Irritabilidad extrema

Convulsiones

Vómitos

Letargo (cansancio extremo, falta de movimiento, inhabilidad para mantenerse despierto)

Piel pálida o azulada

Temblores

Problemas respiratorios

Contusiones

Estado de inconsciencia o coma

 

>> Consecuencias del síndrome del bebé sacudido:

 

Daño permanente en el cerebro

Ceguera

Pérdida auditiva

Trastornos del habla y del aprendizaje

Retraso mental

Daños en el cuello o en la espina dorsal

Muerte

 

Como leen, los juegos a veces no lo son, y aunque nuestra intención de hacer reír a los peques y divertirnos con ellos sea la más genuina, siempre debemos tomar en cuenta que los superamos en fuerza, tamaño y habilidad. Los niños no miden el peligro y confían en quien está a cargo de ellos. Por tanto, es nuestra responsabilidad cuidar cada movimiento, acción o actividad que hacemos en conjunto.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIA.

1. https://eresmama.com/3-cosas-podrian-causar-mucho-dano-los-bebes/?utm_content=buffera75f8&utm_medium=social&utm_source=pinterest.com&utm_campaign=buffer


Publicación más antigua Publicación más reciente