Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

Tipos de llanto y cómo identificarlos

berrinche blog de mamás blog maternidad educación infantil hijos llanto mamá maternidad paternidad Tips Mamá Moderna

Dicen que las mamás forjamos un vínculo tan especial con nuestros bebés que la conexión entre ambos es casi mágica. Primero lo escuché, luego lo supe con exactitud: sabemos qué les duele, su estado de ánimo, si están cómodos o no, si tienen frío o calor. Todo alrededor de una sola manifestación, el llanto.

 

Tenemos una concepción muy particular del llanto como la expresión de la tristeza. Con los años, éste puede ser la catarsis de diversos estados emocionales, pero en los bebés, el llanto es la palabra ¿Han reparado en esto? Para un pequeño, el llanto es su forma más primitiva de estrechar un lazo con nosotros. Todavía no son capaces siquiera de verbalizar lo que sienten, pero sí de hacerse notar, porque quien acude a ese llamado será la persona con la que construyan el primer eslabón de las relaciones humanas.

 

En términos generales, el llanto del bebé se origina por tres motivos: dolor, miedo y enojo, una reacción natural ante diversos estados de peligro que circundan su espectro físico, y poco a poco, determinan la personalidad de nuestr@ pequeñ@. ¿Están de acuerdo? Conforme los meses pasan, conocemos mejor cada día al bebé y sabemos qué lo disgusta, incomoda o lo hace feliz.

 

Decidí dedicar esta entrada a los tipos de llanto determinantes en la vida de un pequeño, que por qué, porque recientemente he notado la desesperación de muchas mamis, sobre todo, las primerizas, cuando su bebé rompe en lágrimas al punto de caer ambos en un estado de estrés inminente. Antes de molestarte y reprenderl@, te propongo ser más comprensiva por tu pequeñ@. Recuerda que tú le transmites tus emociones y estado de ánimo; tú debes controlar la situación, no al revés. La clave está en aprender a escuchar el llanto.

 

El primero.

El llanto de la vida.

 

¿Cómo sabemos que nuestr@ peque ha nacido? Porque llora. Este primer momento de lucidez respiratoria de parte de un recién nacido, generado por el cambio de entorno, es sinónimo de fuerza, de pura vida. Es un llanto que nos provoca felicidad y alivio, pues determina que los pulmones de nuestr@ bebé están saludables.

 

A este primer momento de llanto le seguirán muchos más y frecuentes aproximadamente durante tres meses, hasta que los episodios se reduzcan con el paso del tiempo conforme comencemos a reconocer los estados del bebé.

 

¿Por qué lloras, bebé?

 

Algunas de las razones que motivan el llanto de un(@) pequeñ@ son:

 

  • Dolor: sollozos agudos y, generalmente, ensordecedores. Se diferencia de una molestia porque por ésta sólo suele quejarse. Los cólicos son, con frecuencia, motivos de dolores en los peques.
  • Hambre: es posible detectarlo por el ritmo y momento que ocurre. Si tu nen@ siente mucho apetito, el llanto es alto y continuo, y las pausas sólo ocurren para respirar.
  • Fastidio: siente invadido su espacio vital.
  • Incomodidad: pañal sucio, tiene frío o calor. Se caracteriza porque el llanto va en aumento de intensidad.
  • Falta o, en caso contrario, exceso de estimulación. Es el llanto de agotamiento, acompañado, generalmente, de quejidos. Otra característica es que los bebés suelen frotarse los ojos.

 

El llanto de la separación

 

No es lo mismo que el abandono. Es un proceso natural ayudar a nuestr@s peques a avanzar en su independencia, y esto como consecuencia, provoca llanto en ell@s. Como mamis, también es difícil para nosotras tomar distancia de ellos, pues ambos estamos acostumbrados a pasar el tiempo juntos desde la primera vez.

 

El llanto viene cuando la separación ocurre. Si dejamos que un bebé deje de llorar, que se  le pase, sólo conseguiremos romper la confianza entre ambos. Si tú no estás, ¿entonces quién? El temor de que su mami no vuelva le genera una inseguridad profunda.

 

Por ello, la separación debe ocurrir paulatinamente. Comienza por intentar dormirl@ en su cuna pero ambos en la misma habitación. Aunque “separados”, el bebé debe sentirse siempre a salvo y con la seguridad de que mamá está ahí. Una vez superado este primer nivel, ahora sí puede pasar las noches en su propio espacio.

 

El llanto de frustración

 

Ocurre cuando tu bebé se siente poderos@. Intenta, con desesperación, hacer algo sin éxito. Generalmente este tipo de llanto es consecuencia de su crecimiento: tu bebé se siente capaz de explorar el entorno con su cuerpo, y cuando algo se lo impide, cae en un estado de estrés que solemos llamar berrinche.

 

Hasta aquí la entrada de esta semana, lo único que me queda por decirte es que nadie mejor que tú conoce a tu bebé. Teorías existen muchas, pero cada mami y su bebé construyen un vínculo mágico que ningún llanto es capaz de romper.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

- https://www.guiainfantil.com/articulos/bebes/desarrollo/tipos-de-llanto-del-bebe/


Publicación más antigua Publicación más reciente