Tips y consejos para mamás de hoy
Tips y consejos para mamás de hoy
Carrito 0

¿Tu bebé no puede dormir? Quizás estés cometiendo alguno de estos errores

Uno de los retos más grandes como mamás, no importa si es nuestro primer bebé o el tercero, es la hora de dormir de los peques. Su ciclo de sueño es una constante curva de aprendizaje en el que vamos descubriendo junto a ellos qué rutina, espacio o recursos les sientan mejor y les apoyan a descansar.

Pero si han intentado de todo y su bebé no consigue conciliar el sueño, puede ser el momento de revisar qué es lo que están haciendo, pues quizá cometan alguno de estos 3 errores más comunes que hoy les presento.

Mamás modernas: todo es identificable y modificable. No se castiguen si fallan, siempre podemos hacerlo mejor. Es importante nunca perder de vista que cada relación mamá-bebé es única, y lo que le funciona a sus amigas con sus peques no necesariamente les va a apoyar a ustedes. Así que a ser más observadoras y menos críticas con nosotras mismas, con los bebés nunca se deja de aprender.

Error 1. No tener una rutina de sueño establecida

Este es EL error. Los bebés son de rutinas; ellos aprenden conforme a tiempos y horarios cuándo es el momento para cada actividad, también de la hora de dormir. La rutina es la manera segura que tienen para saber ‘qué sigue’ en el día; así, cuando llegue la noche sabrán que es tiempo de dormir y será más fácil para ellos conciliar el sueño.

Lo mejor es que ustedes la pueden crear con su peque; prueben qué les gusta y con qué se sienten más cómodos: baño calientito, lectura de cuento, sesión de abrazos y a la cama. Encuentren los pasos para preparar el descanso de su bebé. No importa cuál rutina decidan, la clave es seguirla cada día sin falta.

Error 2. Dejar que el bebé duerma tarde

Es muy fácil caer en la idea de que ‘no importa a qué hora se duerma, se levanta tarde al día siguiente y no pasa nada’ ¡No! Esto es de lo más significativo que afecta el ciclo de sueño de los bebés. Un bebé que se desvela es un bebé cansado, irritable y seguramente con muchos despertares nocturnos en su haber. Aunque los bebés ‘no hagan mucho’ llegan cansados al final del día, por ello es importante que -como parte de su rutina- duerman temprano para permitir a su cuerpo descansar y restablecerse adecuadamente. No olviden, además, que el sueño y el descanso procuran su crecimiento. El sueño cuando pequeños es vital.

La mayoría de los bebés terminan el día entre las 6pm y 8pm, es en este lapso cuando comienzan a mostrar señales de cansancio y sueño. No hay que dejarlas pasar. Algunas son: se torna irritable, se frota los ojos, su mirada comienza a verse pequeña o ya no quiere jugar. Es entonces cuando debemos llevarlos a la cama. Un tip: si llevamos a los bebés a descansar cuando aún están somnolientos, y no completamente dormidos, será más fácil para ellos aprender a dormirse por su cuenta porque asociarán ese momento con su lugar de descanso.

Error 3. Dormir al bebé en lugares diferentes

El error no está en que el bebé ‘se quede dormido’ en un lugar distinto al suyo, sino en el mensaje contradictorio que recibe su cuerpo sobre cuándo y dónde debe descansar. De nuevo, la rutina será de gran apoyo para evitar estos casos. Un bebé siempre debe dormir en el mismo sitio para mantener estable su ciclo de sueño.

 

¿Notaron si cometen alguno de estos 3 errores? Recuerden que lo importante no es centrarse en lo que “están haciendo mal” o no están haciendo, sino en ser objetivas en lo que pueden mejorar. Otro punto importante a considerar es que no son carreras para conocer al bebé más dormilón; cada peque tiene su momento y poco a poco hallarán juntos la rutina de sueño que mejor les convenga.

 

Créanme, lo están haciendo muy bien.

 

Gracias por leerme,

Mariana.


Publicación más antigua Publicación más reciente